En la actual temporada de Fórmula 1, hemos hablado más del mercado de pilotos que de estas dos carreras que pasaron.

Sainz a Ferrari, Ricciardo a McLaren y el regreso de Fernando Alonso a Renault, pero esto no ha sido todo, desde hace unos días la prensa alemana coloca a Sebastian Vettel en Racing Point, y pone al mexicano Sergio Pérez fuera del equipo inglés, pero esta no sería la decisión más inteligente de la escudería.

En 2021, Racing Point cambiará de nombre y será Aston Martin Racing y por obvias razones, quieren empezar con el pie derecho, es por eso por lo que se vincula fuertemente al piloto teutón tetra campeón del mundo, que sería un tema mediático y con gran peso en la mercadotecnia sin precedentes en un equipo “nuevo”, sin dejar a un lado el gran talento de Vettel, pues es bien sabido que Lawrence Stroll, dueño del equipo lo quiere llevar a pelear con los Mercedes.

¡Y claro! La decisión es fácil; sustituir a Pérez por Vettel, pero no es la decisión obvia que un CEO tomaría dentro de su organización o una empresa que genera y cuesta lo que un equipo de Fórmula 1.

Sebastian Vettel, Scuderia Ferrari, Gran Premio de Estiria 2020. Fotografía: Scuderia Ferrari Media.
Sebastian Vettel, Scuderia Ferrari, Gran Premio de Estiria 2020. Fotografía: Scuderia Ferrari Media.

Lawrence Stroll prácticamente le compro un lugar a su hijo, Lance Stroll, en Williams Racing y con la compra de Force India, hoy Racing Point prácticamente le puso en bandeja de plata un equipo con un muy buen equipo técnico al servicio de Lance.

Toto Wolff, CEO del equipo Mercedes AMG F1, ha comprado acciones en Aston Martin que ahora tendrá su propio equipo de F1 el próximo año.

Cabe mencionar que, desde sus inicios, Stroll, con la ayuda de Ferrari Driver Academy juntó los suficientes pilotos y personal para montar un serial que lo preparara para su llegada a la F4 en Italia. Inclusive pilotos como Nicholas Latifi y Max Verstappen compitieron en esa categoría. Un año más tarde, Lawrence compro el equipo Prema, equipo con el cuál Lance se coronó campeón de la F4 italiana y así, avanzó al Campeonato de la FIA de Fórmula 3, dónde fue campeón a pesar de tener un lugar asegurado en Fórmula 2 para 2017. Stroll padre decidió sacar la alfombra roja y dar el salto a la máxima categoría ya que su hijo ya contaba con los puntos requeridos en su Súper Licencia.

Lance Stroll platicando con Sergio Pérez, Gran Premio de Estiria 2020. Fotografía: Racing Point Media.
Lance Stroll platicando con Sergio Pérez, Gran Premio de Estiria 2020. Fotografía: Racing Point Media.

¿Habrá llegado la hora de tomar una decisión difícil como padre y quitarle un asiento a su hijo?

Con todo y la rápida escalada de Lance Stroll a Fórmula 1, esta no ha venido acompañada de rendimiento competitivo quién a cuentagotas nos da muestras de talento, pero no al nivel de nuevos jóvenes pilotos de su generación como George Russell, Charles Leclerc y Alex Albon.

El año pasado, Stroll fue superado por Pérez 18 a 3 en calificación y en realidad fue 18 a 1 ya que Pérez en Italia tuvo problemas en la unidad de potencia y en Austin no marcó tiempo ya que debía largar desde el pitlane por haberse saltado el control de pesaje y esto solo hablando de las calificaciones, en el campeonato de pilotos, Pérez acabo décimo con 52 puntos, mientras Stroll terminó en el puesto 15 con mucho menos de la mitad de los puntos del mexicano.

Esta temporada, también fue superado casi en todo por “Checo”, solo en la calificación en mojado en el Gran Premio de Estiria, que a pesar de salir 5 lugares por delante de Pérez en la parrilla, el mexicano lo superó e inclusive en un tema poco hablado, al intentar pasar a Daniel Ricciardo, Lance hizo que Racing Point perdiera su posición y eventualmente la de Checo Pérez quién fue adelantado por Lando Norris, inclusive en la curva final del Styrian Grand Prix traccionó tan mal que no pudo alcanzar el monoplaza de Sergio Pérez, el cuál iba dañado por un encuentro previo con Alex Albon de Red Bull Racing.

Sergio Pérez adelante de Lando Norris, Gran Premio de Estiria 2020. Fotografía: Racing Point Media.
Sergio Pérez adelante de Lando Norris, Gran Premio de Estiria 2020. Fotografía: Racing Point Media.

Sin duda, Lance Stroll es un piloto talentoso y tiene el récord de ser el segundo piloto más joven en subir a un podio, pero si hacemos de lado el parentesco y analizamos el rendimiento de ambos pilotos, la decisión lógica sería la dupla Vettel – Pérez que en temas de rendimiento sería mucho mejor que Vettel – Stroll ya que estaríamos viendo situaciones muy similares al de Verstappen – Gasly en Red Bull Racing o inclusive Räikkönen – Giovinazzi en Alfa Romeo.

En lo económico, también es una decisión difícil, pues rescindir el contrato de Checo Pérez costaría alrededor de 7 millones de euros y el equipo dejaría de recibir el apoyo financiero mexicano que es muy jugoso y principalmente inyectado por el empresario mexicano Carlos Slim. El equipo tendrá que considerar estos puntos que, aunque no son los únicos ni los definitivos, el firmar a Sebastian Vettel también podría traer apoyo financiero a Racing Point.

Es obvio que Lawrence Stroll tiene una decisión muy difícil que tomar tanto como empresario, pero principalmente como padre.

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here