Hermanos de la Destrucción

Por fin, después de muchos meses de espera, llegan las controversiales y muy esperadas sexta generación del icónico BMW M3 y segunda generación de su hermano, el M4.

Ufff, cómo esperamos esto. ¿Listos?

Como nos ha acostumbrado BMW en sus últimas presentaciones, las primeras impresiones de las nuevas insignias de la letra más poderosa del mundo llegaron ‘leakeadas’ y a su vez, confirmando las sospechas. La famosa parrilla, presentada hace ya un año en The 4 Concept, se montará, no sólo en el M4, sino también en el nuevo M3, y es que no podemos hablar de esta presentación sin mencionar la tan peculiar característica que ha sido causa de debate entre los seguidores de la marca. Definitivamente BMW sorprende con un cambio drástico que, curiosamente; usuarios, fanáticos y seguidores de los bávaros llevan pidiendo a gritos desde hace años, pero que ahora que llegó, muchos no se sienten tan seguros. Creemos que se trata de un paso necesario para BMW, un golpe sobre la mesa que representa una nueva época en la Bayerische Mötoren Werke.

Nuevo BMW M4 Coupé en pruebas.
Nuevo BMW M4 Coupé en pruebas. Fotografía: BMW Press Club.

Apariencia agresiva, pero diferente

La realidad es que, independientemente de si la apariencia gusta o no, es imposible negar que lo que hizo BMW con estos hermanos es cosa de otro mundo. La firma bávara confirma, como lo ha venido haciendo con otros miembros de la gama M, la llegada de las versiones M y M Competition para ambas plataformas, aunque en esta ocasión la sorpresa es que será realmente difícil decidir qué versión nos gusta más, ya que se denota un objetivo distinto, en cuanto a experiencia de manejo refiere, para cada una de ellas, esto derivado de que son capaces de adaptarse a las exigencias específicas de los usuarios del segmento, sean cuales sean (100% real, no fake).

Como ya mencionamos, el diseño causó controversia desde su presentación y ha causado opiniones divididas. Durante la presentación realizada en el IGTV en la cuenta de @bmwm, Markus Flasch, CEO de BMW M, se encargó de platicarnos las características el nuevo BMW M3, que se muestra en el nuevo color Isle of Man Green y el BMW M4 Competition, que luce el nuevo Sao Paulo Yellow.

BMW M3 Competition en Isle of Man Green y BMW M4 Competition Coupé en San Paulo Yellow.
BMW M3 Competition en Isle of Man Green y BMW M4 Competition Coupé en San Paulo Yellow. Fotografía: BMW Press Club.

En el mismo video, el jefe de diseño de BMW, Domagoj Dukec, abordó el tema del controversial diseño comenzando con la descripción de la parrilla, misma que menciona le da una apariencia distintiva y única al M4 (sin duda). Ésta fue heredada de la plataforma en la que está basado el Serie 4. Describe al M4 como un Serie 4 definitivo, por lo que no podía dejar atrás este elemento tan importante, aunque obviamente, lo hizo con su propio estilo. Dejó atrás las líneas cromadas que, en palabras de Domagoj, se relacionan más con el lujo que con la deportividad. De esta forma, la parrilla se presenta en un acabado negro brillante, incrustada en la fascia rodeada por el color de la carrocería siendo el evidente elemento predominante en el frente del M3 y M4.

También por primera vez, las líneas que forman la parrilla se colocan de forma horizontal y no vertical como nos tienen acostumbrados, esto pensando en darle una apariencia más agresiva al frente de ambos autos (y vaya que funcionó).

Nueva parrilla del BMW M4 Competition Coupé.
Nueva parrilla del BMW M4 Competition Coupé. Fotografía: BMW Press Club.

Seguramente pensarás. Entiendo que el M4 conserve las parrillas del Serie 4 pero ¿Por qué incorporarla también en el M3? La respuesta es sencilla (creemos), y es que desde las generaciones E90 (M3 Sedán) y E92 (M3 coupé) se busca tener el mismo frente en las versiones sedán y coupé del M3 (Fue hasta los F80 (M3) y F82 (M4) que existió una serie diferente para el Sedán y el Coupé). Aunque el objetivo principal consta de que los hermanos compartan apariencia, en la presentación se destaca que encantó la idea de dar, por primera vez, una parrilla tan agresiva al M3 que lo diferenciara completamente de su plataforma, la Serie 3 (ya no le van a poder poner el emblema M para que creamos que es un M3, aplausos).

Aunque los hermanos comparten muchos elementos de diseño, debido a las carrocerías sobre las que están pensados, las modificaciones de M tienen efectos distintos en cada uno. Por su parte, el M4 adopta las salpicaderas ensanchadas con mucha elegancia gracias a su carrocería Coupé (ya de por si deportiva), misma que se caracteriza por sus dimensiones considerablemente largas y anchas. Por otro lado, la base del M3 suele ser más alta al tratarse de un sedán (coche de señor) y los elementos destacan haciéndolo ver mucho más agresivo, un claro ejemplo de esto son las salpicaderas traseras que sobresalen de una forma muy dramática respecto a la forma del coche.

Perfil lateral del nuevo BMW M3 Competition Sedan.
Perfil lateral del nuevo BMW M3 Competition Sedan. Fotografía: BMW Press Club.

Así mismo, se dieron a conocer los paquetes opcionales que se podrán instalar en los nuevos M3 y M4 (prepárense para leer muchas veces las palabras ‘fibra’ y ‘carbono’). Comenzamos con el Paquete Exterior M Carbon (en el video está montado en el M4) que consta de tomas de aire en fibra de carbono, carcasas de retrovisores en fibra de carbono, spoiler trasero en fibra de carbono y difusor en fibra de carbono, todo esto pensado en reducir al máximo el peso para mejorar (más) el desempeño.

Otra opción puede ser el Paquete M Race Track que consta de frenos carbono cerámicos con el distintivo caliper color dorado (sólo este tipo de freno puede tener el caliper en ese color. Los frenos de serie se pueden configurar en color azul, rojo o negro), rines forjados con reducción de peso y llantas ‘semi-slick’ opcionales para pista (chulada), los nuevos asientos deportivos en fibra de carbono (de los que sin duda hablaremos más adelante), volante con aplicaciones en fibra de carbono, Head-Up Display, y la configuración M Drive Professional, que consta del M Track Mode (ajusta el auto a tus necesidades en la pista), M Traction Control (que permitirá a tu M3 o M4 salir a jugar como se debe), M Drift Analyzer (un nuevo sistema que incluso puede calificar tu forma de driftear) y M Laptimer (para que siempre busques mejorar tus tiempos de vuelta). Por último, pero no menos importante, el ya conocido M Driver Package que sube el límite de velocidad de 250km/h a 290km/h.

Nuevo BMW M3 Competition Sedan con rines Y-spoke 963 M en Gunmetal Grey.
Nuevo BMW M3 Competition Sedan con rines Y-spoke 963 M en Gunmetal Grey. Fotografía: BMW Press Club.

Qué cosa el interior. ¡Qué cosa!

Un punto donde todos debemos coincidir es en la belleza del interior de ambos autos, que ya cuentan con el nuevo lenguaje de la marca y suman la incorporación de acabados (si, más fibra de carbono) y diseños exclusivos para ambas plataformas.

Por los puros asientos, creemos que el paquete M Race Track vale toda la pena del mundo. Presenta unos asientos de cubo cubiertos con piel, fabricados en fibra de carbono, ayudan no solo a reducir el peso del auto (en hasta 10kg), sino también a dar la sensación de estar manejando un auténtico auto de carreras.

Asientos de cubo, BMW M4 Competition Coupé.
Asientos de cubo, BMW M4 Competition Coupé. Fotografía: BMW Press Club.

El ya conocido sistema operativo BMW 7.0 se hace presente con conectividad inalámbrica de Apple Car Play y Android Auto (¡por fin!) y se combina con el clúster completamente digital, con gráficos exclusivos para los modelos M, que cambia dependiendo del modo de manejo y despliega la información necesaria para cada situación.

Para encender el auto, tenemos el icónico botón rojo de encendido que cambia su posición al ya no tenerlo al lado derecho del volante sino al lado izquierdo de la palanca de velocidades. Todo esto se conjunta con el único propósito de dar al conductor una sensación única que ya morimos por experimentar.

Vista de conductor en el nuevo BMW M4 Competition Coupé.
Vista de conductor en el nuevo BMW M4 Competition Coupé. Fotografía: BMW Press Club.

M y M Competition, dos estilos diferentes

Al principio de la nota planteábamos que será difícil decidir cuál es nuestra favorita entre las versiones M y M Competition, y esto se debe a que la marca bávara nos plantea un gran dilema; manejo a la vieja escuela o un performance sin precedentes.

Por fuera, las dos versiones son casi idénticas, la única y pequeña diferencia es que el M3 y M4 tienen su nombre plasmado en la parte trasera y frontal del auto en el característico color cromo y los M3 Competition y M4 Competition lo presentan en un distintivo color negro brillante. El cambio real viene al abrir el capó, siendo que las versiones M montarán el legendario 6 cilindros en línea de 3.0lts con un desarrollo de hasta 480hp que lleva al M3 y M4 de 0 a 100 en escasos 4.2s, Por otro lado, los M Competition que contarán con el mismo motor, pero con una configuración que otorgará hasta 510hp y nos llevará de 0 a 100 en solo 3.9s.

Motor del nuevo BMW M3 Competition Sedan.
Motor del nuevo BMW M3 Competition Sedan. Fotografía: BMW Press Club.

En papel, los M Competition ofrecerán una experiencia de manejo nunca vista en estos icónicos deportivos, pero aquí es justo donde BMW nos pone frente a una difícil decisión, ya que la principal diferencia entre la experiencia de manejo de los M y los M Competition no viene del motor, sino de la caja.

BMW se suma a la emoción que nos dejó Nissan con su Z Proto, haciendo de septiembre de 2020 un mes inolvidable para el movimiento #SaveTheManuals incorporando, como estándar, una transmisión manual de 6 velocidades en los nuevos M3 y M4, convirtiéndolos en los únicos deportivos del segmento que se mantienen fieles a la vieja escuela.

Por su parte, los M Competition renuncian a esta idea con la búsqueda de devorar todas las pistas a las que sean invitados, acoplando la ya conocida caja de 8 velocidades M Steptronic con Drivelogic que nos dará cambios rápidos y precisos para sacar el mayor provecho de esos 510 caballos. Eso si, ambos incorporan, de momento, la legendaria tracción trasera, pero se plantea que para el verano de 2021 se cuente también con la opción xDrive para las versiones M Competition. Es importante destacar que la variante de xDrive será la que ya conocemos en el M5 y M8 que, aunque se trata de una tracción en las cuatro ruedas, se puede configurar para mandar toda la potencia a las ruedas traseras.

Nuevo BMW M3 Competition Sedan.
Nuevo BMW M3 Competition Sedan. Fotografía: BMW Press Club.

Además, es muy importante destacar el nuevo Sistema de Frenado Integrado M que ya conocemos del M8 pero que, en el M3 y M4, permitirá al conductor elegir la sensación del pedal de freno dependiendo la situación de manejo en la que se encuentre. La configuración de frenado se agrega a las opciones que ya brindan los autos M para el motor, chasis, dirección y transmisión, permitiendo que las configuraciones de manejo rápidas (botones M1 y M2 incorporados en el volante) sean mucho más personalizables.

¿Quieres más?

Si crees que todavía falta algo, BMW presenta las M Performance Parts que pueden accesorizar al M3 y M4 entre las que destaca; un alerón (obviamente en fibra de carbono) completamente funcional y que, honestamente, se ve brutal. Un paquete de lip, faldones y difusor que permiten una considerable mejora aerodinámica (si, también son de fibra de carbono).

Alerón de fibra de carbono para los nuevos BMW M3 y M4.
Alerón de fibra de carbono para los nuevos BMW M3 y M4. Fotografía: BMW Press Club.

Rines opcionales de 20” al frente y 21” atrás (el sueño) y, por último, la modificación más radical cortesía de M Performance, un escape cuádruple que se posiciona como triángulo y es rodeado por un difusor (si, de fibra de carbono) que sale completamente de lo convencional. Incluso éste último se vio en las pruebas del M3 con camuflaje y se pensaba podría ser parte de la variante CS del M3 que esperábamos ver pronto, pero parece que, como los M, nos hará esperar ansiosos.

Nuevo BMW M4 Competition Coupé equipado con paquete M Performance.
Nuevo BMW M4 Competition Coupé equipado con paquete M Performance. Fotografía: BMW Press Club.

Y además… broma, ya es todo

Ver de nuevo un M3 y un M4 es para algunos (nos incluimos), como ver a un héroe de la infancia. Son autos que se han vuelto emblemáticos no solo en su segmento sino en el mundo automotriz. Creemos que la actualización urgía, BMW tenía que levantar la mano en un segmento muy peleado que ya ha incorporado nuevas caras (como la del Alfa ‘Ferrari’ Romeo Giulia Quadrifoglio) y que comenzaba a ser dominado por la gran AMG.

Aún con su avanzada edad, los anteriores M3 y M4 competían con el C63s, el actualizado RS5 y el Alfa, pero comenzaban a quedarse atrás. Creemos que BMW regresó de la manera correcta, nos encantó la controversia que los ha tenido en boca de todos desde la presentación de la famosa parrilla. Definitivamente la apariencia es debatible, es diferente, pero nos gusta. BMW se arriesgó y es algo a lo que muchas marcas no se atreven hoy en día, pero quienes adoramos los autos, lo agradecemos muchísimo.

Rompió con un linaje purista y se aventuró a un concepto diferente que si, probablemente alejará a más de uno pero que, seguro, atraerá nuevas miradas.

Se escribe un nuevo capítulo en la leyenda del M3, una sexta generación que promete marcar una nueva pauta y que presenta la ambición de BMW por volver a posicionar a Motorsport en la lucha contra la poderosa y dramática AMG. En papel, el M3 y el M4 prometen, esperamos pronto tener la oportunidad de conocerlos, verlos competir contra sus iguales y que demuestren realmente, de qué están hechos.