Maserati regresa al automovilismo en la Fórmula E

Tras haber estado casi 66 años en una pausa de cualquier competición del automovilismo (a excepción de los campeonatos de GT), Maserati ha anunciado su regreso a un campeonato mundial haciéndolo en la temporada 2022/23 de la FIA Fórmula E el próximo año.

Esto ha supuesto el regreso de una marca icónica dentro del automovilismo que vivió el nacimiento de la Fórmula 1 habiendo dos campeonatos de pilotos entre 1954 y 1957 antes de dejar por 66 años el automovilismo centrándose únicamente en carreras de Gran Turismo destacando su participación en el campeonato FIA GT con el legendario Maserati MC12 que ganó 14 títulos.

Ahora, para 2023, la Fórmula E será la categoría donde la marca del tridente regrese a la competición dentro de un campeonato mundial como lo es el serial 100% de autos eléctricos haciéndolo también con la tercera generación de monoplazas que debutarán el próximo año en la novena temporada.

Alejando Agag, fundador de Fórmula E con Davide Grasso, CEO de Maserati.
Alejando Agag, fundador de Fórmula E con Davide Grasso, CEO de Maserati. Fotografía: Maserati Media.

“Estamos muy orgullosos de estar de vuelta donde pertenecemos como protagonistas en el mundo de las carreras. Estamos impulsados ​​por la pasión e innovadores por naturaleza. Tenemos una larga historia de excelencia de clase mundial en competencia y estamos listos para impulsar el desempeño en el futuro”, dijo Davide Grasso, CEO de Maserati.

“Más allá de esta parte de la historia, Maserati Fórmula E será nuestro laboratorio tecnológico para acelerar el desarrollo de sistemas de propulsión electrificados de alta eficiencia y software inteligente para nuestros autos deportivos de carretera. La Fórmula E es el campeonato perfecto para este propósito y estamos muy orgullosos de ser la primera marca italiana en unirse a la parrilla”, añade Jean-Marc Finot, vicepresidente sénior de Stellantis Motorsport.

El objetivo de Maserati dentro de la Fórmula E es seguir marcando la tendencia que tenía en la década de los 50s haciéndolo ahora en una categoría completamente diferente como lo es la Fórmula E siendo una innovación para la línea de vehículos eléctricos de la misma marca italiana.